Nuestra Historia

Nuestra Historia

En 2003, la Empresa Portuaria de Antofagasta (EPA) otorga, por 20 años, la concesión del Frente de Atraque N°2 del Puerto de Antofagasta a ATI. La concesión ratifica el carácter minero del puerto: lo denomina de libre acceso, le impone el deber de prestar servicio a la carga boliviana según Tratado de Paz y Amistad de 1904 (fundamentalmente zinc y plomo), y fija como obra obligatoria la construcción del primer almacén hermético para el acopio de concentrados minerales de Chile, el Terminal de Embarque de Graneles Minerales (TEGM).